Ubicado en la Patagonia argentina, San Carlos de Bariloche está en medio de bosques antiguos, montañas cubiertas de nieve y lagos cristalinos, un verdadero escenario de película.

Cerca de la Cordillera de los Andes, la ciudad está situada dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi, y ha sido considerada la capital nacional del turismo de aventura y del chocolate.

Animada tanto de día como de noche, Bariloche tiene todo para ofrecer. Empezando por lo mejor: turismo de aventura. Lo más difícil es elegir qué hacer primero, ya que las posibilidades son variadas y para todos los gustos.

Una de las principales actividades realizadas en el lugar es el buceo, donde el visitante puede explorar y conocer de cerca la vida marina oculta en las profundidades de la Patagonia. Son varios points de buceo con diferentes niveles de dificultad, siendo el más profundo en el Lago Moreno, la única región en la que se puede pescar durante todo el año (con permiso). Para buzos profesionales, es posible llegar a 37 metros de profundidad. La mejor temporada para bucear es de noviembre a abril, cuando la temperatura del agua es de 8º a 12º.

Además de bucear, stand up paddle, kitesurf, rafting, stand up rafting y pesca deportiva, son algunas de las actividades disponibles para practicar en los lagos de Bariloche.

Para aquellos que no disfrutan de aguas muy heladas y quieren hacer algo más "caliente", las opciones también son variadas, como cabalgar -algunas veces yendo hacia Chile -, senderismo en un camino total de 1.500 metros dentro de los bosques, trekking y mountain bike por las innumerables senderos de Bariloche, canionismo dentro del corazón de las montañas, y, por supuesto, escaladas por las colinas. El visitante puede elegir un montón específico y contratar el servicio de guía y acompañamiento. Conviene recordar que, debido a las condiciones climáticas del lugar, siempre conviene reservar un día extra si el tiempo no es adecuado para la práctica del ejercicio.

¿Y cómo hablar de Bariloche sin mencionar la nieve y el esquí? De junio a octubre, es cuando comienza la temporada y se convierte en una de las mayores atracciones turísticas del país. Desde esquí, snowboard, esquí nórdico, Esquí acuático, paseos en trineo a snowmobile, los turistas pueden practicar todo eso y mucho más, como paseos 4x4, motos de nieve y cuatriciclo.

Para los más experimentados, algunas pistas pueden llegar a 2.100 metros de altura sobre el nivel del mar. Quien nunca ha practicado el deporte, puede aprender en una de las distintas escuelas que se encuentran en la región y también puede alquilar los equipos.

Para conocer la ciudad, Bariloche también tiene varios paseos. La Colonia Suzia, por ejemplo, es local de artesanía y comida originariamente araucana que fue introducida por Chile por Emilio Goye, uno de los primeros habitantes de la colonia. Toda la preparación es muy ritual y es posible seguir la preparación de la comida los domingos antes del mediodía. La Feria de artesanía que se celebra los miércoles y domingos tiene varias tiendas y degustación de productos locales.

Otra atracción imperdible es el Centro Cívico de Bariloche, que fue inaugurado en 1940. Toda la arquitectura está influenciada por el estilo de las regiones montañosas de Europa y los Estados Unidos. La plaza central es donde ocurren todos los eventos más importantes de la ciudad, no deje de conocer la Iglesia Catedral también.

Nada mejor que visitar un lugar diferente y probar lo mejor de la gastronomía local, ¿verdad? En San Carlos de Bariloche, es posible encontrar la combinación ideal de sabores exóticos y raros de la Patagonia. No deje de probar platos de cordero, trucha y ahumados, que son algunas de las especialidades de la región.

Otro punto destacado son las casas de té, en primer lugar, la Avenida Bustillo donde se concentran varios restaurantes que ofrecen la ceremonia de esta infusión, acompañada de deliciosos dulces, panes caseros y pasteles.

Y no podía faltar el famoso chocolate. Tanta notoriedad y popularidad ha transformado a Bariloche, en la capital nacional del chocolate, donde los visitantes pueden hacer una ruta y recorrer las mejores chocolaterías, teniendo la oportunidad de ver muy de cerca cómo se hace el producto.

1554670402408-png.17