Bienvenido a Foros de Turismo

Te invitamos a registrarte y ser parte de nuestra comunidad ¡Es rápido y sencillo!

Registrarse Acceder

La fortaleza de Kuelap, la Machu Picchu del norte

Turista

Viajero nuevo
Antes de la llegada de los Incas, una civilización nómada ocupó el territorio al norte del Perú. Grandes guerreros, grandes granjeros y adoradores de los dioses, los Sach'a phuyus tuvieron las nubes como compañía. Y una fortaleza en las alturas, Kuelap. Los paredones de piedra de unos 20 metros de altura dan contorno a la cima de la montaña de 60.000 metros cuadrados. Remiten al recuerdo de las fortalezas medievales de Europa, sin embargo, la inmensa muralla de Kuelap se llenó para nivelar la cima de la montaña y sostener cerca de 420 casas de piedra redondeadas, cubiertas de sapé. Las viviendas fueron levantadas entre los años 500 y 1570 D. C.por los valientes Sach'a phuyus – pueblo de piel clara y de alta estatura, cuyas mujeres fueron consideradas por los conquistadores españoles las más hermosas de América precolonial.

A pesar de ser considerados guerreros sabios, los "guerreros de las nubes" fueron aislados por los Incas alrededor de la alta montaña. Sin acceso a comida y agua, luego entregaron su área administrativa y se sometieron a la dominación durante unos 60 años, hasta la llegada de los españoles. La fortaleza permaneció olvidada durante siglos hasta 1843. Recientemente, el pueblo de Nuevo Tingo, al otro lado de la montaña, ha hecho posible la visita a la Montaña Sagrada gracias a su reciente teleférico. En 20 minutos, decenas de cabinas conducen diariamente a cientos de turistas a un nuevo dominio de la montaña de 1.200 metros de altura.

Antes de entrar en Kuelap, el ritual es el siguiente: frotar hojas de muña entre las manos y orar en gratitud a la Madre Tierra. Luego, absorber el aroma intenso y agradable liberado por las hojas. El té de la hoja de muña se usa contra el malestar estomacal, náuseas y dificultad para respirar.

La escalera entre los paredones de piedra se estrecha al final de la subida para dar paso a una sola persona a la vez. Se habría construido así para proteger al pueblo contra los invasores. En lo alto de ella se encuentran el Palacio del Rey, el fuerte, un lugar donde se ven huesos entre rocas y los cientos de Ruinas de las milenarias viviendas, algunas de paredes marcadas con bandas de piedras en forma de rombo, según estudios, pertenecientes a líderes y autoridades del pueblo.

Además de grandes constructores, los Sach'a phuyus también eran sabios chamanes líderes espirituales que conocían las propiedades de las plantas medicinales. La montaña ha sido escogida por su posición cardenal en relación al sol, además de su visión de 360 grados. La dominación Inca respetó la cultura Sach'a phuyus y ayudó a mantener prácticamente intacto uno de los sitios arqueológicos más fantásticos del mundo. Conocida como la “Machu Picchu del Norte", la cultura del pueblo de Kuelap deja al Perú un fuerte legado histórico y turístico. Los tres accesos a la cima de la montaña de Kuelap ya son tan utilizados como en el pasado, en su época dorada. La fortaleza sigue siendo sagrada ahora también para el turismo; y es, sin duda, uno de los atractivos históricos mejor conservados del Perú.

31
 

Crea una cuenta o conéctate para comentar

Tienes que ser un viajero registrado para poder dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate y forma parte de nuestra comunidad ¡Es fácil!

Conectar

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Tendencias

Arriba